Como tu crecimiento personal puede afectar tus relaciones

Tu desarrollo personal es muy valioso, pero puede poner en riesgo tus relaciones.

Frecuentemente escuchamos decir que, en el momento en que nosotros comenzamos a conocernos mejor, trabajar en nosotros mismos y generamos cambios positivos, esto se verá reflejado en cada área de nuestra vida y en nuestras relaciones, lo cual es cierto, pero incompleto.

El hecho de que nosotros cambiemos no significa que el mundo a nuestro alrededor esté preparado para ello. Quienes nos conocen se han creado una imagen de nosotros, asumen que lo que han visto hasta ese momento es quien somos y cuando esta imagen se comienza a transformar esto puede resultar muy difícil de asimilar.

Algunos se alegrarán y celebrarán los cambios que ven en nosotros, mientras que otros no estarán de acuerdo o se negarán a aceptar la nueva versión que les presentamos y es aquí donde pueden comenzar a generarse fracturas en nuestras relaciones.

Efecto en las relaciones

Como ya bien sabemos, nosotros nos podemos encontrar dentro de relaciones tóxicas, las cuales, frecuentemente, se alimentan de saber quien es la otra persona y como podemos llegar a manipularla. Si una de las personas comienza a generar cambios para mejorarse a sí mismo, esto puede chocar fuertemente a la pareja quien resistirá en incluso buscará forzar al otro a que regrese a los patrones de comportamiento conocido. Esto sucede a menudo, cuando una de las partes toma la decisión de no continuar con una relación tóxica y busca transformar los roles dentro de la relación.

Incluso dentro de una relación con marcos de referencia saludables, los cambios de una de las partes pueden generar cierto recelo, dudas e inseguridades en la pareja, quien puede sentirse amenazada por dichos cambios y considerar que la transformación puede estar poniendo en riesgo la relación.

couple fight

De cierto modo estos pensamientos son justificados, pues al crecer una de las partes todo tipo de interacción cambia. Esto no quiere decir que sea malo para la relación, pero si una de las partes no está en conocimiento de por qué, y sobre todo, para qué se han creado esos cambios, estos podrán ser difíciles de asimilar.

Cuando hablo aquí de relaciones no me refiero solamente a relaciones de pareja, sino también amistades y familia. Cada una de nuestras interacciones se ve influenciada por nuestros crecimiento personal y aunque a primera vista no lo parezca, a menudo es nuestra propia familia la que puede generar mas aprensión a nuestros cambios, pues son ellos quienes nos conocen por la mayor cantidad de tiempo.

Cuidado con lo que compartes.

sharing

En el momento en el que nosotros comenzamos a identificar mejores patrones de comportamiento,  entendemos como podemos gestionar mejor nuestras emociones y enfrentamos nuestras inseguridades, nace en nosotros la necesidad de compartir nuestra experiencia y las herramientas que nos han ayudado en nuestro proceso con aquellas personas a nuestro alrededor que consideramos pueden beneficiarse de la misma manera de dicho conocimiento.

Aunque la intención sea buena es importante entender que no todo el mundo está abierto y tiene la misma disponibilidad que tu para recibir la información que has aprendido. Por lo tanto debes ser muy cuidadoso de lo que compartes.

A nadie le gusta que le digan lo que debe o no debe hacer. El forzar un aprendizaje en alguien más puede generar apatía, molestia en incluso rechazo, lo cual puede generar que la relación que deseábamos mejorar termine.

Cuídate del ego espiritual y de asumir que tú sabes lo que le conviene a las otras personas. El hecho de que sirva para ti no significa que les sirva a otras personas. Cada uno de nosotros debe decidir por cuenta propia cuando está dispuesto a generar un cambio en su vida.

Es posible construir mejores relaciones y compartir nuestra experiencia pero no debe hacerse de una forma tal que lleve a los otros a sentirse juzgados o inferiores simplemente porque desconocen lo que tu ahora conoces y aplicas en tu vida.

 

Como proteger a nuestras relaciones

Para evitar que tu crecimiento no interfiera o afecte negativamente tus relaciones es importante tener en cuenta ciertos aspectos.

  1. Tu crecimiento es tuyo y de nadie más. Tu te has decidido por este camino y tú eres la única persona que puedes cambiar. Nadie más.
  2. Guía a través de tu ejemplo. Deja que tus acciones, nuevos hábitos y comportamientos sean los que hablen por ti. Si generas curiosidad e interés en los otros, ellos se acercarán a ti con preguntas y queriendo saber mas sobre tu proceso.
  3. Comparte tus motivos para el cambio. Deja claro que se trata de ti y no de ellos, genera un espacio de confianza en el cual compartas el para qué estás haciendo estos cambios y como crees que pueden ayudarte a ser una mejor versión para ti y las personas que amas.
  4. Acepta a los demás por lo que son y no por lo que tu consideras que pueden llegar hacer. Ese tipo de arrogancia y condescendencia generará rencor y separación.

Cada una de nuestras relaciones viene acompañada de retos y estos pueden aumentar cuando nuestro trabajo personal no va de la mano con las relaciones que mantenemos. Esto hace parte de la vida. Algunas personas compartirán tu proceso, otras no. Esto también hace parte del cambio que hacemos.

Si quieres profundizar tu trabajo en relaciones, te invito a que le des un vistazo a mi curso, relaciones de impacto. Esté puede apoyar no solo tu crecimiento personal sino también el de tu pareja.

Blog

Los riesgos de no tener una visión para tu vida

¿Tienes idea para dónde vas en este momento? ¿Comprendes las razones por las cuales vale la pena hacer las cosas que haces cada día? ¿Son estas actividades parte de algo mucho más grande qué van a llenar de plenitud y satisfacción tu vida?

ENVIAR
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola.
¿Puedo ayudarte con algo?