Destruyendo los mitos de Mindfulness

Muy seguramente en algún momento en tu pasado ya habías escuchado del concepto de Mindfulness, aquella idea de que al enfocar nuestra atención en nuestro presente y teniendo una actitud de apertura y aceptación en cualquier situación en nuestra vida, nosotros podemos reducir nuestro sufrimiento y vivir una vida plena y con mucho más valor.  

En las últimas décadas, tratamientos basados en las prácticas de Mindfulness se han convertido en la “tercer ola” de CBT (terapia cognitiva del comportamiento). Estos tratamientos han sido altamente exitosos a la hora de reducir estrés y tratar ansiedades y depresiones, entre otras condiciones personales.  

Cuando estamos trabajando con nuestros clientes en un contexto profesional, a menudo hacemos uso de prácticas de mindfulness en nuestra sesión a un nivel subconsciente, lo cual nos permite después enseñarles a los clientes, a un nivel consciente, como ellos han encontrado beneficios en estas experiencias.  

Los seres humanos tenemos esta inútil tendencia de rechazar aquellas cosas que ellos no entienden, y, por consiguiente, terminan teniendo serias dudas respecto al valor de las prácticas de Mindfulness.  

A menudo esas dudas surgen debido a la falta de comprensión respecto a lo que Mindfulness es y lo que no es.  

“Nuestro peor enemigo no nos puede lastimar tanto como nuestros pensamientos incautos. Nada nos puede ayudar tanto como nuestros pensamientos compasivos”  -Buda  

Con el fin de que puedas comenzar a aplicar mindfulness en tu vida tranquilamente quero que hablemos acerca de algunos de los mitos que se esconden detrás de esta palabra y mejor aún: estilo de vida.

Mito 1 Mindfulness es lo mismo que pensamiento positivo  

Cuando practicamos mindfulness, nosotros estamos practicando ser con todos nuestros estados mentales; lo bueno, lo malo y lo neutral.  Pensar positivamente todo el tiempo es una forma de distorsión cognitiva que no nos permite reconocer las cosas por lo que son y no por lo que queremos que sean, lo cual lo único que hace es aumentar nuestra ansiedad y frustración. Mindfulness lleva al pensamiento positivo cuando ampliamos nuestra perspectiva mas no significa que tengamos que forzarnos a sentirnos bien cuando en verdad no estamos en el estado emocional correcto para ello.

Mito 2 Mindfulness es una solución rápida para salir de nuestros problemas

Se requiere mucha disciplina para practicar mindfulness y tiempo para olvidar los patrones negativos que hemos construido en nuestra vida. Por lo tanto, es necesario que adaptemos una actitud de paciencia y confianza en el proceso en el cual nos estamos embarcando.

Las soluciones exprés que frecuentemente encontramos son sencillamente curitas que ponemos encima de una herida infectada; podemos aliviar el dolor, pero el problema sigue ahí y si no vamos profundo y limpiamos la herida y la desinfectamos, la cuestión se puede poner mucho peor.

Quien busca mindfulness como una salida rápida a sus problemas se estrella contra una pared que le impide ignorar que es paso a paso que logramos generar cambios concretos y permanentes en nuestra vida.

Mito 3 Mindfulness es una cura milagrosa  

Las prácticas de mindfulness no están hechas para que tus problemas desaparezcan, sin embargo, si meditamos regularmente y generamos una consciencia plena en el momento presente, nosotros creamos un mejor estado emocional para gestionar las situaciones que se nos presentan día a día.

Nuestra reacción típica es intentar escapar de cualquier sentimiento doloroso, o sensación física negativa, sin embargo, nosotros podemos crear una relación distinta con ellos. Ahí está la clave.

Mito 4 Mindfulness es una religión  

Aunque inicialmente esta ha sido basada en prácticas budistas, algunas de sus principales enseñanzas provienen de escrituras antiguas hebreas y hoy en día estas se enseña de una manera secular.  

Mindfulness no busca que te conviertas en budista y que dejes atrás tus creencias personales. La mayoría de las personas que aplican mindfulness en su vida han integrado estas practica con sus propias creencias espirituales, lo cual les ha ayudado a apreciar mucho mas en lo que ellos creen.

La idea aquí es ver como tu conectas contigo mismo. Que esto te lleve a conectar con algo más grande es una ganancia adicional.

Mito 5 Practicar Mindfulness es solo aprender a relajarse  

Efectivamente tú vas a poder relajarte con la meditación, pero existen personas que no lo logran; y esto no significa que lo estés haciendo mal. Nosotros no estamos practicando con el fin de alcanzar un estado mental definido, la idea es vivir la experiencia de la mejor manera que nos sea posible.  

Para llegar al punto de relajación tenemos que enfrentarnos con aquello que nos arrebata la tranquilidad y eso puede generar gran excitación en nosotros. Si nos damos la oportunidad de permanecer en la situación y no huir de ella y la enfrentamos con valentía, esto habrá sido una practica mindfulness satisfactoria.

Mito 6 Mindfulness se trata de vaciar nuestra mente de todo tipo de pensamiento  

¿De que sirve una mente en blanco? ¿Qué tal si más bien llenamos la mente completamente con un solo pensamiento, una idea o una emoción?

Muchas personas han llegado a la conclusión que lo que necesitamos es vaciar nuestra mente, pero de ser así ¿Qué quedaría?

Mindfulness busca que nos entreguemos completamente a una sola cosa, de tal forma que podamos encontrar la plenitud que el caos y los miles de pensamientos que pasan por nuestra cabeza impiden.

Cuando practicamos Mindfulness, nosotros aprendemos a soltar los pensamientos que vienen y van y tomamos un punto de enfoque, ese puede ser nuestra respiración por ejemplo.

Nuestra mente rápidamente tenderá a deambular y tendremos que repetir el proceso, tan pronto como identifiquemos que estamos perdiendo nuestro enfoque. Reconoce que “esto es un pensamiento” y regresa a tu punto de enfoque sin juzgar.  

Mito 7 Mindfulness habla acerca de “vivir en el momento” No hay necesidad de pensar en el futuro.

Vivir el momento no significa vivir de una manera excesiva pensando en que nada tiene sentido o que no hay consecuencias si de por si mañana puede que no estemos vivos. Esta es la manera perezosa de pensar de muchas personas que dicen practicar mindfulness.

Mindfulness nos invita a prestar atención consciente a nuestras experiencias presentes. El pasado ya sucedió y no lo podemos cambiar y el futuro será determinado por nuestras acciones ahora. Por lo tanto, es solo en este momento que tenemos la posibilidad de crear un cambio en nuestra vida y si somos constantes y la vida nos lo permite, veremos los resultados mas adelante.

Mito 8 Existe solo una forma correcta de practicar mindfulness  

Muchos maestros de Mindfulness dicen que existe una “manera correcta” de practicar mindfulness. La verdad es que, mindfulness es algo subjetivo, ya que es una experiencia personal. Lo que funcione para una persona, puede que no funcione para otra.

Las practicas están a nuestro servicio y nosotros debemos escoger que nos sirve y que no. Muchas personas encuentran difícil meditar sentados por mucho tiempo y logran encontrar su plenitud caminando al aire libre y la naturaleza. Otras personas lo encuentran en un momento de absoluta entrega a una afición o a su trabajo. Cuando te entregues completamente al momento presente ya estarás practicando mindfulness.

Mito 9 Aprender mindfulness es un proceso lineal  

A menudo tenemos que aprender las mismas lecciones una y otra vez, y a veces nuestra atención está enfocada, mientras que en otras ocasiones esta distraída. Practicar mindfulness es un viaje de toda la vida, que nos da infinitas oportunidades de aprender.  

Si podemos demostrar que estas ideas son sencillamente mitos, nosotros podemos remover las barreras que tenemos respecto a cómo vivir la vida y comenzarla a vivir de una manera más profunda e intensa. Solo si logramos romper los mitos que tenemos con respecto a algo, podremos comenzar a verlo por lo que es.  

Ahora que ya sabes que no es Mindfulness, ¿te interesa saber que es realmente y como aplicarla en tu vida?

Si tu respuesta es si entra ahora a nuestro curso Certificado en Mindfulness

Tiempo de reflexión:

  • ¿Tienes algún otro tipo de creencia respecto a mindfulness?  
  • ¿Existen algún tipo de falsas suposiciones que hayas creado respecto a mindfulness?  
  • ¿Cómo sabes que las suposiciones que has creado respecto a mindfulness son correctas?  

👇🏽👇🏽👇🏽  ¡Comparte este mensaje con los tuyos!

0 Reviews

Deja un comentario

ENVIAR
Hola.
¿Puedo ayudarte con algo?